martes, 30 de junio de 2009

Criminal nº1. Cobarde







Guión: Ed Brubaker
Dibujo y Tinta: Sean Philips
Color: Val Staples
Título original: Criminal 1 a 5 USA






Aunque parezca una expresión de Chiquito de la Calzada, en realidad de lo que os hablaré es de un cómic escrito por un guionista de mucho éxito y un dibujante de reputación. A priori, el resultado hubiera tenido que ser muy bueno, ya que como poco, nos encontrábamos ante una obra en la que el genial Ed Brubaker podía dejar volar su imaginación sin la traba que supone en el mundillo de los superhéroes, las historias anteriores que condicionan lo que quieres contar. La etapa del guionista en el Capitán América, al parecer es muy buena; y también creo que en X-Men: Génesis Mortal, Brubaker había hecho un buen trabajo.

La cuestión, es que bien sea por la temática, o quizá por la carga de trabajo, o por las espectativas depositadas en esta obra, la sensación que me ha dejado es de que tampoco era para tanto. Diré más, 100 balas creo que es bastante mejor.

Criminal es una novela negra con todos los ingredientes que se le presuponen: ladrones, polis corruptos, yonkis y disparos. El relato es bastante correcto, y está estructurado muy bien. La presentación de personajes da paso al arranque de la historia, que va desgranádose sin prisa pero sin pausa hasta llegar al desenlace. Si alguien me pregunta: ¿es malo este cómic?. diré no. Si alguien me pregunta si es aburrido, diré no. Si alguien me pregunta si es imprescindible, diré no.

Mi opinión es que Brubaker no pisa el acelerador en ningún momento, sinó que coge la historia, pone tercera y llega al final. El cómic se lee bien, tiene alguna que otra escena cruda, como cualquier historia negra, pero cuando acaba, te quedas con la sensación de que todo ha transcurrido según lo previsto. No hay ninguna sorpresa, ni nada que te haga pensar o dudar, o algo que te despiste. Definitivamente no es este un cómic que redescubra el género, ni que lo eleve a un nivel diferente, sinó que resulta ser una constatación de que Brubaker saber hacer bien su trabajo ( algo que no necesita hacer ). Alguien pensará que con esto hay suficiente, de echo he leído varias reseñas que clasificaban Criminal como obra maestra, pero yo esperaba un pelín más, y teniendo en cuenta que el tomo no es precisamente barato y que además tengo muuuuchas cosas que leer, me estoy planteando seriamente comprar los demás números.

Sean Philips tiene el estilo de dibujo que menos disfruto, y aunque confieso que es una manera de dibujar suficiente para esta temática ( me pasa igual con Eduardo Risso ), no puedo dejar de pensar qué tal quedaría la obra con genios como Pérez a los lápices ( por nombrar a alguien ). En lo que sí que se sale Philips es en diseñar la página y elegir las perspectivas, lástima que no pula un poquito las formas.

Resumiendo, un cómic repleto de estereotipos, que podría llegar a utilizarse como ejemplo de cómo generar una historia de novela negra, pero que carece de originalidad para brillar más de lo esperado.

1 comentario:

WinBoox dijo...

Hola amigo aqui paso a comentar tu post de hoy.... bueno espero que pases a comentar mi blog hasta luego...