jueves, 24 de julio de 2008

Jóvenes Vengadores nº 1 a 6






Guión: Allan Heinberg
Dibujo: Jim Cheung
Tinta: John Dell, Mark Morales, Drew Geraci
Título original: Young Avengers 1 a 6 USA




Si tuviera que buscar una expresión que sintetizara mi pensamiento después de leer los primeros seis números de esta estupenda colección, sería "lástima". No es que crea en absoluto que estos primeros números dan lástima, sinó al contrario, creo que son buenos. La "lástima" es que no se haya aprovechado un poco más el planteamiento, personajes, historia y dibujo y se haya pulido hasta poder conseguir un gran cómic. La nota general de todos los números es alta y la verdad es que ha habido varias cosas que me han gustado mucho. Quizá por ello empecé a pensar que estaría delante de otra obra maestra, pero "lástima", le falta algo.

La presentación de los personajes es muy buena y te engancha a la primera. Nada más verlos los identificas con los primeros Vengadores y te sorprendes después ante la forma tan genial que tiene Allan Heinberg de encontrar la manera de explicar porqué se parecen tanto a estos primeros héroes, sin que realmente se les parezcan.

La historia también tiene su miga, puesto que no recurre a la típica trama de reunión paulatina de héroes hasta formar un grupo, sinó que arranca con una amenaza real y grande. Quizá uno de los problemas radica en que la amenaza es demasiado grande, y el hecho de que unos críos sin ningún tipo de experiencia o entrenamiento puedan plantarle cara hace que el argumento pierda un poco de peso. De hecho en las primeras páginas podemos contemplar cómo el recién formado grupo tiene serios problemas para controlar a unos delincuentes comunes y necesitan que uno de los rehenes les eche una mano. Al final todo termina más o menos bien, pero queda patente que la poca experiencia de los nuevos héroes puede causar más problemas de los que pueden llegar a resolver.

Bien es cierto que en general el ritmo de la historia es trepidante y bastante coherente. Además Heinberg utiliza la última página de cada cómic para crear expectación e interés para con el próximo número. Le ayuda y muy bien en esta faceta el dibujante, que consigue unas páginas memorables.

Los diálogos son muy buenos. Parece que el autor haya reclutado a un grupo de jóvenes y les haya planteado la situación y grabado las conversaciones resultantes. De esta manera, la narrativa es muy fresca y fácilemente la identificas con la que podría ser una conversación entre chavales que se encuentran en un fregado de mucho cuidado. Otro punto a favor del guionista es la elección de los candidatos a posibles Jovenes Vengadores, con historias que tocan al grupo original de distintas maneras. Por poner un ejemplo, me ha encantado la aparición de Cassie Lang, la hija del fallecido Hombre Hormiga.

El último tanto que le apuntaré al señor Heinberg es lo bien llevadas que están las relaciones entre los protagonistas. La mejor para mí entre el Patriota y el nuevo Pájaro/Ojo Burlón. Por cierto, al parecer generó bastante polémica el hecho de que dos de los protagonistas sean homosexuales. En los USA, tan predispuestos a las discusiones puristas para depende de que cosas y tan pasotas para otras, se ensalzaron en una pequeña discusión debido a la inclinación sexual de dos de los héroes. He de confesar, aunque me juegue el pellejo, que prefiero los héroes másculinos heterosexuales, pero también es lícito decir que en la historia no afecta para nada, y que encuentro perfectamente normal que los cómics reflejen todo lo que forma parte de la realidad social.

Por otra parte, es una "lástima" el pequeño grupo de incoherencias que deslucen mínimamente el global de la historia y que si se hubiesen pulido creo que el conjunto hubiese ganado enteros. Por poner algún ejemplo está el echo de que los Jovenes Vengadores tengan dificultades para plantar cara a unos simples delincuentes y en cambio puedan manejar una situación con uno de los villanos más peligrosos que existen. Otro pequeño fallo reside en las tan innecesarias muertes de héroes que después no son tal, algo que al parecer va en aumento y sirve para reducir exponencialmente la credibilidad de un relato. Para no cebarme, acabaré con la intrascendente aparición de un vengador que murió en Vengadores Desunidos y que creo pasa sin pena ni gloria por las páginas de estos primeros números.

Obviando el párrafo anterior, la verdad es que nos encontramos con una historia muy entretenida, con personajes bastante carismáticos y con un dibujo excepcional. Jim Cheung hace un trabajo muy bueno, lleno de detalles y con unas páginas finales espectaculares. La verdad es que es la primera vez que veo algo suyo y me ha dejado impresionado. Da la sensación de que estamos ante un dibujante con mucha experiencia, aunque creo que el bueno de Cheung es bastante joven. Si tuviera que ponerle una pequeña pega ( ya veis que hoy estoy algo cenizo), sería que la mayoría de las caras las dibuja parecidas. Algo de lo que también padece David Finch pero que no le ha impedido alzarse como uno de los mejores dibujantes del panorama actual.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buena pag y muy bien explicada,me ha gustado que no solo se hable de lo pasado si no de las novedades que van saliendo y para que los que no estemos metidos en el mundo del comic pero que alguna vez lo estuvimos podamos saber que hay vida mas alla de spiderman capt america etc etc etc seguramente siempre la hubo aunke haze falta alguien que te lo diga y haga ver .

AvengersForever dijo...

Hola Anónimo. Muchas gracias por el comentario y disculpa que no te haya respondido antes.
Mi intención es ir comentando novedades pero también cómics que tienen algún tiempo por si hay más especímenes que como yo relean dichos cómics.
Ten por seguro que hay mucha vida más allá de los grandes y hay que perderse lo menos posible.
Gracias de nuevo. Ojalá repitas