martes, 13 de mayo de 2008

THANOS: Epifanía


Guión: Jim Starlin
Dibujo: Jim Starlin
Tinta: Al Milgrom
Título original: Thanos vol. 1 (nº 1-6)




Conocí al titán loco allá por 1990 cuando descubrí en Alcañiz el primer ejemplar de Thanos Quest. Hasta la fecha he de reconocer que nunca había siquiera oído hablar de él aunque sí que conocía a su hermanastro Starfox que por aquel entonces militaba en Los Vengadores (¡hay! ... que gratos recuerdos).

La primera lectura del cómic ( un prestige ni más ni menos) me dejó alucinado. La historia estaba terriblemente bien llevada. El ritmo del relato iba "in crescendo" y hacía que no pudiera parar de devorar una página tras otra. Recuerdo que me costó mucho conseguir el número dos, pues antes no teníamos a mano la tan útil internet ni las tiendas online, y en donde yo vivía creían que los cómics eran los profesionales de la risa (cómicos en catalán es còmics).

Después seguí disfrutando con el Guantelete del infinito, la Guerra del infinito y incluso, aunque un poco menos, con la Cruzada del infinito. Bien es verdad que ninguno de ellos llegó a la calidad de Thanos Quest, pero la siempre absorviente personalidad de Thanos hacía los cómics interesantes cuanto menos.

Bueno, volviendo a la reciente obra del señor Jim Starlin he de confesar que ha vuelto a enamorarme. Cuando ya parecía que no quedaban sinónimos a los que añadirle la coleta de "del infinito" para poder volver a disfrutar de Thanos, el señor Starlin consigue que le den serie propia y la vuelve a liar. En esta ocasión, Thanos se da cuenta de todo el daño y sufrimiento que han causado sus acciones pasadas e intenta redimirse ayudando a uno de los pueblos que han padecido en mayor grado las acciones del titán, los rigelianos. Tan noble causa hará que Thanos se cruce en el camino del temido Galactus y de una fuerza extraña e interdimensonal llamada Hambre. Como siempre, el ingenio del titán loco frustrará los planes de seres mucho más poderosos que él y acabará a su manera ayudando a los rigelianos.

Como secundarios en esta ocasión tenemos solamente a Pip el Troll y Adam Warlock, dos fijos de las aventuras cósmicas; aunque en esta ocasión en particular no acabo de entender la función que desempeña Adam, pues no pasa de ser un simple espectador.

Así pues, exceptuando tal vez el diseño de Hambre que parece la sombra de un pallaso y el más que utilizado fin del cosmos y de todo lo que existe y de las realidades , etc, etc.; podemos pasar un rato muy entretenido descubriendo como Thanos se las ingenia no solamente para plantar cara a dos de los seres más poderosos que existen sinó que finalmente consigue ganarlos. También es notable el esfuerzo que hace el autor para explicar tanto el origen de Thanos como el de Galactus, cosa que es de agradecer sobre todo para aquellos lectores noveles que se topen com ambos por primera vez.

En relación al dibujo Jim Starlin hace también un gran trabajo. Todas las viñetas están llenas de detalles y colorido y no utiliza en ningún momento el recurso de los fondos llanos de color. Se nota que el titán es hijo prácticamente suyo y lo dibuja muy bien buscando siempre posturas interesantes. La única pega como he dicho antes, es el diseño de Hambre. Personalemente creo que se quedó sin ideas ante tanto ser cósmico. Os dejo una imagen, juzgat vosostros mismos.