jueves, 8 de octubre de 2009

Lobezno nº14. Extraña combinación de manchas y palabras








Guión: Stuart Moore
Dibujo y tinta: C.P. Smith
Título original: Wolverine vol. 3 ( 41 USA )






A Lobezno se le acumula el trabajo, entre que gracias a los sucesos de la Dinastía de M, recuperó todos sus recuerdos, y por tanto se le incrementó la lista de personas de las que tenía que vengarse; y la inminente Guerra Civil, no le quedaba al hombre tiempo para nada. Así que su nuevo amigo Pantera, le llamó y dijo: - Colega, necesito que me hagas un favor, infíltrate en una de las zonas más peligrosas de África, recógeme un paquete y tráetelo sin que pase nada grave.

Así pues, Logan, ni corto ni perezoso se enfunda su traje de faena y se deja caer por África. Una vez allí, se sorprenderá por el paquete que tiene que sacar del país, pero como siempre cumplirá. De este modo, Stuart Moore nos plantea una historia bastante fresca, que apetece leer porque se produce en unos parajes poco frecuentados en el mundillo comiquero, y que además también nos ofrece testimonio de varios echos, que por desgracia son demasiado habituales en África.

Lobezno14
Hasta ahí bien, y aunque es cierto que el desenlace de la aventura es el esperado, y que no hay nada que sorprenda sobremanera o que guste más de lo normal, creo que la figura de Lobezno es la adecuada tanto para tratar con mercenarios y asesinos, como para generar buenas aventuras en tierras extremadamente salvajes. La pega del cómic, no obstante, es que el dibujo es tran temendamente malo, que en ocasiones tienes que quedarte mirando la página detenidamente para intentar descifrar qué es lo que aparece en ella. Unas veces se vislumbra un cigarrillo sobre una mancha negra, otras veces puedes encontrar lineas negras que asemejan árboles, y si se tiene suerte y la vista afinada, se puede disfrutar de alguna silueta de Lobezno rodeada de negrura. El coloreado tampoco ayuda, regalándonos páginas de un solo color, generalmente verde o marrón, que lo único que han conseguido transmitirme es depresión. Definitivamente, creo que una fotocopia llena de manchas de Copyrapid, puede llegar a ofrecer más arte que alguno de los "dibujos" del señor C.P. Smith.