miércoles, 22 de julio de 2009

Hulka mola. ¡No perdáis la oportunidad de leerla!

Hulka3

Hulka1

Hulka2



Guión: Dan Slott
Dibujo: Juan Bobillo, Paul Pelletier, Ron Frenz
Tinta: Marcelo Sosa
Título original: She-Hulk. vol.3 ( 1 a 18 USA )


"Mejor tarde que nunca" . O al menos eso he oído que dice de vez en cuando mi abuela. De manera que como las abuelas son sabias, me decidí a hincarle el diente a una colección que no me llamaba demasiado. He de confesaros que sus increíbles portadas tuvieron bastante la culpa.. sí, ya sé que un cómic no se compra por la portada, pero que queréis que os diga, es un defecto que intento paliar. Además, también recordaba con especial cariño la anterior etapa de la amazona verde a manos del genial John Byrne, y fue quizá esa combinación de nostalgia, junto con un poco de intuición y alguna que otra reseñilla que había leído, que me llevaron a devorar los tres primeros tomos en un plis plas.

¿El resultado? Una muy grata sorpresa. ¿Porqué? Pues porque cumple perfectamente con la función que, como mínimo, se le presupone a un cómic, entretener. ¿ Algo más ? Pues sí, es terriblemente original y divertido.

Tan buena me parece, de momento, esta colección, que me atrevería a decir que Dan Slott y Juan Bobillo han conseguido significar para Hulka, lo que Claremont representa en el mundillo mutante. Especialmente me ha sorprendido el inclasificable dibujo de Juan Bobillo, que va que ni pintado al guión de la serie. Los dos autores fusionan su arte de una manera tan genial, que se hace difícil asignar méritos a uno u otro. De echo, los números que dibuja Pelletier, que tiene un estilo típicamente superheroico, aunque estén guionizados por Slott, no tienen la misma esencia que los de Bobillo. Y aunque el trazo de este último sacrifica un pelín la estela sexy que sí que tenía la Jennifer de Byrne, lo palia sobradamente con el tono divertidísimo que es capaz de imprimir al dibujo.

Otra característica genial es la manera que tiene Slott de presentarnos las aventuras, utilizando un trasfondo de letrados y juicios de carácter superhumano. ¡Qué gran idea resulta que los superhéroes tengan que acudir a abogados especiales, para resolver temas especiales!. Además, aunque en algún momento pudiera parecer que las aventuras son parecidas, o que pueden llegar a ser repetitivas, Dan Slott se las ingenia para crear casos muy originales y diferentes entre sí, de manera que consigue sorprendernos número tras número.

En definitiva, lo que intento deciros, es que se trata de una colección fresca, original y muy entretenida, que cuenta con una protagonista con mucha personalidad y con unas historias tan originales, que creo que nunca habrás tenido ocasión de leer algo parecido.