lunes, 18 de mayo de 2009

JLA: Escalera hacia el cielo

JLAEscalerahaciaelcielo



Guión: Mark Waid
Dibujo: Brian Hitch
Tinta: Paul Neary
Título original: JLA: Heaven's ladder


Mark Waid demuestra en este cómic, que posee una imaginación envidiable, capaz de gestar una historia que exige mucha atención al lector, y que puede llegar a marear debido a alguno de los conceptos utilizados.

El autor aprovecha la historia para remarcar sobremanera la importancia de la comunidad sobre el individualismo, y llega a la conclusión de que la única manera de resolver los problemas y mirar hacia adelante, es trabajando en grupo y apoyándose en los demás. Tal y como comenta Superman en el cómic: “Creando conexiones en lugar de barreras”. La JLA es utilizada como máximo exponente de la unión en frente de cualquier amenaza, por imparable que parezca, gracias a la gran dosis de fe que tienen los héroes por hacer lo correcto. Mark Waid también aprovecha para hacernos reflexionar sobre el viaje que emprendemos después de morir, siempre teniendo en cuenta el prisma fantástico de varios de los principales héroes de la JLA. El de Aquaman me ha parecido especialmente poético.

Y aunque es de recibo comentar la originalidad del argumento, también me parece necesario resaltar lo difícil que resulta llegar a identificarte con la historia. Por una parte creo que la civilización responsable del “pinchito” de planetas, tiene una estética demasiado abstracta, el segundo motivo radica en la colosalidad necesaria para poder representar una nave, capaz de ensartar planetas y ordenarlos en determinada posición. Bryan Hitch cumple con mucha nota con la difícil tarea de dar forma a tanto planeta y artilugio megagrandioso, y de echo creo que ayuda bastante a sobrellevar la lectura del cómic, puesto que hay páginas con un nivel gráfico excepcional. Es una gozada poder ver dibujados a algunos de tus personajes favoritos, por un artista que considero genial. De echo confieso que compré el cómic nada más ver que era él quién lo dibujaba, ya que quedé totalmente impresionado del trabajo que hizo en los Ultimates.

Definitivamente es una historia para los amantes de las aventuras cósmicas, con amenazas superpoderosas, que acaban claudicando en último momento, gracias a alguna de las cada vez más olvidadas virtudes del ser humano. Ahí va mi voto para seguir potenciándolas.