lunes, 22 de diciembre de 2008

Dinastía de M nº 1 y 2







Guión: Brian Michael Bendis
Dibujo: Olivier Coipel
Tinta: Tim Townsend
Título original: House of M ( 1 a 4 USA )





Pues la verdad es que aunque mis expectativas respecto a este evento no eran especialmente favorables, me lo estoy pasando bien. Bendis me ha sorprendido al relatar una historia que engancha y que mantiene una tensión más que correcta, algo que no ha conseguido en Los Nuevos Vengadores en más de un año.

El primer número nos relata la desesperación de dos de los mutantes más poderosos, Magneto y Charles Xavier, al darse cuenta de que es muy difícil ayudar a Wanda. Por ello, Xavier acude a pedir ayuda a los dos supergrupos com más recursos del planeta, Vengadores y Patrulla, que acudirán raudos a Genosha para intentar decidir qué hacer con la destada Bruja Escarlata. La visita de los héroes a la destrozada isla desencadenará una de las situaciones más peligrosas ( si es que hay alguna situación que sea menos peligrosa que otras en las vidas superheroicas ) que han vivido los héroes de la Tierra. Ante tal catástrofe sólo uno es capaz de reaccionar, Lobezno ( ya era hora, pues hasta la fecha sólo era una marioneta cómica para Bendis. A ver cuando pasa lo mismo con Spiderman ) quien emprenderá una carrera contra todo para intentar averiguar qué pasa exactamente y cómo se puede solucionar.

El segundo número es el que contiene el ralato relativo al "despertar" de Lobezno y la persecución sistemática que sufre a manos de todos. La manera de plantear este segundo número me ha gustado bastante más que el primero, pues goza de más sorpresas e interés y además está sazonado con la incursión de personajes más interesantes que el primero. Particularmente me ha gustado y alegrado mucho la aparición de Capa, personaje terriblemente olvidado y que creo goza de gran potencial, sobre todo si le acompaña su inseparable Puñal.

centralPremio también para Bendis por la adaptación que hace de un mundo controlado totalmente por mutantes y en donde los humanos normales ( sapien ) son la minoría. Me ha parecido muy original la manera que tiene de situarnos en este nuevo mundo, atando una situación dentro del cómic con una publicacion real ( The Pulse ). La única cosa que he encontrado extraña de todo el número ha sido la reacción de Lobezno de las primeras páginas, pues aunque tiene un tesoro con su factor de curación, no creo que ponerlo a prueba de esas maneras sea demasiado lógico.

Olivier Coipel es uno de mis artistas favoritos, lo ví por primera vez en uno de los números del tercer volumen de Vengadores y me encantó. Tiene una manera de diseñar las páginas terriblemente dinámica y consigue transmitir la sensación de que todo lo que hay dibujado está en movimiento. Es verdad que a veces dibuja los torsos masculinos quizás demasiado cuadrados, pero el conjunto de su arte es magnífico.