sábado, 27 de diciembre de 2008

Midnight Nation. Chapeau!






Guión: J. Michael Straczynski
Dibujo: Gary Frank
Tinta: Jason Gorder, Jonathan Sibal, Jay Liesten
Título original: Midnight Nation ( 1 a 12 USA)




Sorpendido me he quedado ante esta gran obra de dos de los artistas que más admiro. Straczynski es sin lugar a dudas uno de los guionistas más reputados de la actualidad, pues ha demostrado por activa y por pasiva que no hay temática que se le resista. Es capaz de encargarse de cualquier tipo de personajes o situación e hilbanar una historia como poco entretenida. Lo demostró sobradamente en Spiderman por ejemplo, en donde firmó una de sus etapas doradas, que por cierto ha reeditado Panini en sus famosos "Best of Marvel". En esta ocasión, se aleja de la temática superheroica para centrarse en el superhéroe que muchos de los humanos normales llevan dentro. Así pues, relata una historia dramática que obligará al protagonista, un reputado investigador de la policía llamado David Grey, a sacar lo mejor de sí mismo y a sacrificarlo todo por el bien común.

Cual guión del mejor de los thrillers de Hollywood, arranca la historia con la investigación del asesinato de un pequeño camello. David Grey es el encargado de los casos difíciles y nuna da su brazo a torcer, de manera que como siempre, se implicará sobremanera y descubrirá cosas que nunca hubiera imaginado, la sociedad de la Medianoche.

Straczynski nos mantiene en vilo hasta la última página con una historia tan difícil de adivinar como difícil es pronunciar su apellido. El autor elabora una sutil y deliciosa metáfora entre dos mundos que te obliga a asentir sin quererlo y hace que escuches una terrible voz en tu conciencia que te señala con el dedo, pues los paralelismos entre esta historia fantástica y el mundo real son demasiado comunes y frecuentes. La búsqueda que emprende David Grey tendrá muchas más consecuencias en su vida de lo que nunca hubiera creído, y le ayudará a darse cuenta de que estaba más sólo y equivocado de lo que imaginaba. Sus prioridades, infectadas hasta la fecha por un mundo en decadencia ( me refiero al nuestro ), cambiarán completamente y al final se dará cuenta de lo que realmente importa y por lo que vale la pena luchar.

Relamente he de quitarme el sombrero ante la pericia que tiene el autor, para combinar una historia evidentemente fantástica con un tema tan transcendental como la creación, o el porqué de la existencia del sufrimiento en un mundo en donde teóricamente existimos gracias a la voluntad de un dios bondadoso. Supongo que influyó la terrible experiencia que tuvo que pasar poco antes de escribir Midnight Nation, ya que es en los momentos límites cuando realmente intentas discernir entre lo importante y lo vanal, y es también cuando aprendes a apreciar las cosas que realmente valen la pena.

Sin lugar a dudas, ésta es una de las obras más personales de Straczynski, donde vuelve a demostrarnos que es un genio y que ha nacido para hacer lo que hace, alucinarnos.

Gary Frank y yo nos conocimos gracias a " Supreme Power ", que por cierto es de obligada lectura para todo el mundo, y desde ese día me enamoré. Le sigo la pista allá donde va y deja muestras de su tremendo arte, sea con los 4F, con Superman o con Calimero. Me da igual, el amor es incondicional y es lo que siento por este inmenso artista. Chapeau!